A MI AMIGA ANABEL TORRES XXX LE GUSTA QUE LLENE EL TUBO DE LECHE

Toda mi vida colegial siempre fui alumno destacado en lo que a números y ciencias se refiere. Incluso mis cursos favoritos eran matemáticas, razonamiento matemático, física y química. Esos conocimientos me valieron para ser uno de los chicos populares de mi salón ya que las chicas siempre se me pegaban para que les enseñe las materias cuando había examen. Lo que al principio fue un interés académico, con el tiempo se volvió un interese amical ya que todas las chicas del salón se divertían pasando el tiempo a mi lado. Ese carisma que tengo me bastaba para ligar chicas y tener enamoradas. Así mismo fue que conquiste a anabel torres xxx un bella chica que conocí en el lugar menos esperado.

Cuando termine el colegio empalme con la academia pre universitaria de la Universidad de Ingeniería. A pesar de que es una universidad bastante exigente, en la pre no me fue nada mal. Por el contrario aproveche ese verano para lograr una de las vacantes que da esa academia a sus mejores alumnos. Así fue que ingrese a una de las universidades más complicadas de nuestra ciudad y con el tiempo pude conocer a anabel torres xxx la chica que me quita el sueño.

Todos en el barrio me decían que en esa universidad los alumnos se vuelven locos y no es tanto por lo duro que es la enseñanza de esa casa de estudios, sino debido a que el 99% de alumnado que allí estudia es hombre. Entonces el no tener contacto con chicas hacia perder la cabeza a los pobres alumnos chancones de la UNI. Y no les faltaba razón, cuando llegue a mi salón en el primer día de clases éramos cerca de 20 alumnos. Todos hombres y además con una pinta de solamente interesarse en los estudios, pero cuando todo estaba perdido ingreso por la puerta ella: anabel torres xxx la única chica de la promoción.

Cuando entro al salón de clase pude notar su incomodidad de ser la única alumna de la clase, dio un rápido vistazo a todos los chicos que ahí estábamos y cuando paso la vista hacia mi nuestras miradas se estancaron por varios segundos. Eran quizá los ojos más bellos que había visto en toda mi existencia. Brillaban como el mismo sol y tenían un color marrón claro que me enamoraron. Luego de observarnos a todos entonces decidió sentarse al lado mío, era inevitable quedarme inmóvil encantado con la belleza de anabel torres xxx.  

Como la primera clase aun empezaba en media hora decidi presentarme con ella y hacer mi primera amistad de la universidad. “Hola soy Benji, mucho gusto tenerte como compañera de clase” dije tartamudeando todo el rato. Mi nerviosismo lo noto anabel torres xxx quien me sonrio y puso cara de ternura respondiéndome “hola Benji, soy Anabel que bueno tenerte como amigo” me dijo con una cara de traviesa única. Desde ese momento no volvimos a separarnos, siempre fuimos muy unidos, aunque ella me gustaba demasiado, nunca se lo dije pues supuse que todos allí estaban mentalizados en estudiar y no en hacer vida social. Pero parece que me equivoque.

Conforme pasaron los meses nuestra amistad se hizo más sólida. Había tanta confianza entre ambos que nos contábamos todo, compartíamos nuestros almuerzos, nos íbamos juntos a nuestras casas, hasta compartíamos el mismo chupete a veces. Es decir anabel torres xxx se convirtió en mi mejor amiga, aunque yo quería que sea algo más que eso. Conversábamos mucho, en la universidad, mientras caminábamos de regreso a casa y hasta cuando la clase estaba aburrida. A veces me daba curiosidad de saber si ella sentía lo mismo que yo.

Aunque dicen que para un hombre sus amigas también son hombres, eso no ocurría conmigo, ya que anabel torres xxx  era mi mejor amiga pero no la veía como hombre, se veía y se desenvolvía como una mujer en todo el sentido de la palabra. Tenía una piel bronceada, unos pechos redondos y firmes, su cintura era ancha al igual que su enorme trasero. Su carita era como la de un ángel, facciones muy finas, ojos muy brillosos y una boquita de ensueño. Simplemente era una diosa y yo quería rendirle siempre culto.

Todo marchaba normal hasta que cierta tarde tuvimos un punto de quiebre en nuestra relación amical. Estábamos en nuestro salón con unos amigos conversando luego que terminaron las clases. Estuvimos en una conversación muy divertida, yo trataba de hacer reír siempre a anabel torres xxx quien no paraba de abrazarme y acurrucarse en mis brazos como si fuera mi enamorada. Todo estaba normal hasta que poco a poco los amigos se fueron despidiendo y nos dejaron completamente solos en el salón. Seguimos conversando y hablándonos muy cariñosamente al odio cuando de pronto ella me pone algo en la mano.

Era un papel en donde me dejaba apuntado su cuenta de Facebook y su número de whatsapp con un mensaje que decía “agrégame para chatear más tarde”. A pesar de tener meses de conocernos, tanto anabel torres xxx como yo nunca habíamos necesitado de estas redes sociales para comunicarnos, me pareció extraño que ahora quisiera conversar por esos medios pero como no tenía nada que perder entonces la agregué ni bien llegue a mi casa.

Ni bien la agregue la vi conectada así es que empezamos a conversar como lo hacíamos en vivo y en directo. Aunque he de confesar que por este medio virtual la conversación se hace más desinhibida. Cuando estoy al lado de anabel torres xxx me cuesta decirle algunas cosas, en cambio por el chat de la red social no es tan difícil decir las cosas, por el contrario una sola imagen o emoticón es suficiente para expresar todo lo que uno siente. Ella utilizaba muchas imágenes en su conversación, la mayoría de ellas eran de corazones y cosas por el estilo. Cuando le puse que la notaba muy romántica ella no pudo callar más y me conto que le costaba mucho decirme las cosas que siente por mi cara a cara, que tuvo que llenarse de valor para darme sus cuentas de las redes sociales ya que así podía atreverse a confesarme algo. Cuando yo le pregunte qué cosa era eso que quería confesarme ella puso: “que me traes loca, me encantas, me emociona cuando me abrazas, cuando me llenas de besos en la frente, siento que te deseo”.

No salía de mi asombro por tremenda confesión que me hizo anabel torres xxx así es que no quise ser menos y también le conté lo que sentía por ella y las bajas pasiones que despertaba en mí: “desde que te vi entrar al salón de clases me hechizaste, me gustaría que sean mía por el resto de mis días, me gustaría siempre llenarte de besos, me gustaría hacerte feliz, y me gustaría hacerte el amor todos los días”. En verdad que no sé cómo pude ponerle eso pero lo hice. Ella tardo un poco en responder pero al hacerlo puso “Yo también lo deseo, ya tendremos tiempo para eso”.

Al dia siguiente en la UNI teníamos un hueco al medio día y aprovechamos para ir a almorzar. Como todos los días anabel torres xxx llevaba su comida y como ella era la jefa de práctica del curso de informática se encerraba en el laboratorio de cómputo para tomar su refrigerio por espacio de una hora. Me invito a comer con ella y cerró la puerta con seguro. Entonces ni bien cerró la puerta dejo su taper a un lado y me dijo “entonces me harás lo que me dijiste por el chat?” Aunque estaba asombrado por la proposición no lo pensé dos veces y la comencé a besar con mucha pasión, le metía mi lengua mientras mis manos jugaban con ese rico trasero que tenía. Mientras nos besábamos me anime a masturbarla sobre su ropa sin que ella se opusiera. Cuando estaba muy caliente y algo húmeda era el momento de culminar el momento con una buena embestida.

Despeje una de las mesas del laboratorio como pude. Eche a anabel torres xxx encima de ella y le comencé a quitar la ropa que traía puesta. Al mismo tiempo me fui desnudando hasta quedar los dos completamente desnudos. Al ver su monumental anatomía todo para mí no pude evitar generar una gran erección. Ella vio emocionada el tamaño de mi miembro y me dijo que me apurara ya que solo teníamos una hora antes de que vengas los alumnos a sus prácticas en el laboratorio. Sin perder el tiempo la puse en posición perrito y allí empecé con el mete y saca. Que rico apretaba esa conchita de Anabel. Luego de varios minutos de puro bombeo sentía que estaba por venirme, entonces le dije que iba a terminar dentro de ella, pero de un salto se negó ya que no quería salir embarazada.

Entonces me dijo que se lo deposite en el culo. Definitivamente anabel torres xxx no dejaba de sorprenderme, sin perder tiempo remoje con saliva el ano de Anabel y le incruste mi pieza. Dio un pequeño grito contenido y luego de unas cuantas bombeadas prolongadas termine llenándole el culo de mi leche. Esa tarde fue espectacular. Desde entonces todos los días a la hora del almuerzo nos metemos al laboratorio para repetir la faena que tanto nos gusta.

Destacados

























































































Be the first to comment on "A MI AMIGA ANABEL TORRES XXX LE GUSTA QUE LLENE EL TUBO DE LECHE"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Anuncios