LOS ENCUENTROS DE ALEJANDRA GIL XXX CON SU AMANTE SON CADA VEZ MAS ARDIENTES

Fue un lunes muy temprano cuando regresaba de mi entrenamiento en el gimnasio que se me ocurrió llamar a Miguel para calentarlo un poco, él es casado y mayor que yo por unos 20 años, esa combinación me engancho terriblemente desde la primera vez que lo vi. Llevamos un año saliendo juntos a escondidas para evitarle problemas con la esposa. Yo alejandra gil xxx tengo 18 añitos y soy una belleza de mujer que cualquier hombre quisiera tener a su lado.

Lo llamé para saludarlo, saber cómo estaba pues recién había llegado de un viaje de negocios que lo alejo 2 semanas del país y yo alejandra gil xxx andaba algo necesitada de cariño. Le pregunte si tenía tiempo para vernos durante la semana y me respondió que deseaba verme esa misma mañana. Era un hombre decidido y dominante, eso me gustaba de él. Le acepte la salida y paso a recogerme en nuestro punto de encuentro caleta: el minimarket de un grifo.

Mientras manejaba yo alejandra gil xxx le iba dando masajes en los hombros para que se relaje un poco. Le pregunte cómo le fue en su viaje, si había ocurrido algo fuera de lo común, pues en un viaje anterior me contó que dos mujeres le habían propuesto tener relaciones, pero se negó en parte porque en ese viaje me conoció y tuvo su cuarto de hora de fidelidad. Además del masajito se me ocurrió jugar un poco con su orejita y luego de mordérsela le susurré con mi voz más sensual que era el hombre más rico que había en la tierra, que me encantaba verlo con su terno elegante pero mucho más me gustaba verlo desnudo incluso con sus kilitos demás.

Luego de susurrarle al oído, le acaricie el cabello como a él le gusta. Miguel no sabe que yo alejandra gil xxx conozco sus zonas erógenas, entonces con mi mano izquierda le frotaba su cabeza y con la derecha acariciar su pierna apretándosela suavemente, subiendo lentamente hasta llegar a su pene tan sabroso y grueso como lo tiene. Ahí empecé a presionarlo cada vez más fuerte pues me excita mucho sentirlo. Él me dice que me quede quieta porque si sigo jugando vamos a chocar, cosa que me detuvo un poco no sin antes decirle que es un pincha globos.

Como a Miguel también le encanta tocarme puso su mano derecha sobre el cierre de mi pantalón y empezó a frotarme con mucha intensidad tratando de meterme el dedo en mi cosita. Mientras lo hacía me preguntaba qué sentía y si me gustaba, yo alejandra gil xxx le conteste que me encantaba y me excitaba mucho, que me moría de ganas de llegar al hotel para que me lo haga durísimo, que me penetre lo más fuerte que pueda. Llegamos al hotel donde siempre vamos, es nuestro sitio favorito pues tiene cama redonda y jacuzzi, además no podemos dejarnos ver en sitios públicos.

Al entrar en la habitación de arranque yo alejandra gil xxx le di unos masajes en sus hombros y piernas, pero siempre rozando su miembro, para que se vaya calentando. Por su parte Miguel pone porno en la tele y me dice que le haga esas cositas que pasan en ese canal. Él me pide que le dé un caramelo, se lo doy, lo parte por la mitad y me pone la otra mitad en la boca. De repente me empieza a acariciar mis hermosos senos, a apretarlos suavemente y a besarme con ternura. Ahora me pide que le bese el ombligo y con disimulo me va empujando para que le mame su tremendo y delicioso pene que ya está totalmente duro. Primero lo huelo para excitarme con el olor, luego lo tomo con mi mano y me lo meto en la boca. Se lo empiezo a chupar con suavidad, primero lamiendo su cabeza y acariciando con la punta de mi lengüita esa pequeña abertura que ahí tiene. Siento que eso le encanta a Miguel entonces sigo pasando mi lengua por todo su miembro, chupándole todo ese tronco gordo y venoso, después sigo con sus bolas, comienzo a darle pequeños mordiscos y a besárselas, mientras que con las manos le acaricio sus piernas, sus nalgas. Está totalmente excitado pues toma mi mano y me la aprieta pidiéndome más. Miguel se arrecha rápido con mis caricias, tan solo con besarlo apasionadamente en los labios provoco que se le pare el miembro y tenga ganas de hacerme el amor.

Cuando ya tiene su pene inflamado sintiendo que va a explotar, entonces Miguel me voltea y me pone con las piernas bien abiertas sobre la cama para metérmela toda. Antes de que lo haga yo alejandra gil xxx tomo su miembro con mis manos y me lo paso frotando mi conchita para sentir su firmeza. Cuando me lo mete me vuelve loca, empieza a moverse desesperadamente, penetrándome cada vez más duro y haciéndome gritar de lo rico que se siente. También me muevo con frenesí y aprieto mi conchita para que se desespere más. En pleno bombeo suele preguntarme por donde me gustaría que me lo metiera, entonces aproveche para pedirle que me diera por el culo. Me respondió que primero tenga un orgasmo de esos abundantes como a él le fascinan y entonces cumplirá mi deseo. Empezó a menearse con más velocidad como para que tenga mi orgasmo, entonces empiezo a tener ese cosquilleo rico dentro de mí que me hizo gemir con desesperación. Miguel me aprieta, me besa, me chupa las tetas y me ordena que me ponga en cuatro para metérmelo por donde le sugerí. Con una mano se agarra el pene y con la otra me toma de la cintura clavándomelo fuerte, de golpe como tanto me gusta. Se acuesta sobre mí metiéndomelo cada vez más pidiéndome que levante más el culo y que abra más las piernas para que sienta todo su ser.

Sus besos me quemaban la piel y contagiaban su calentura, tanto asi que yo alejandra gil xxx le pedía que me muerda el cuello, me arañe la espalda, me jale de los cabellos. Es decir estaba completamente descontrolada, excitada a más no poder. Luego de sacármelo del culo descansamos un poco y aprovechando que aún tenía su miembro firme me pide que se lo chupe y luego me masturbe para excitarse y empezar un nuevo round. Con mucho gusto hice lo que ordeno: le deje limpio su aparato y se lo chupe cada vez con más fuerza hasta dejarlo limpio y muy duro. Luego recostada sobre la cama con mis piernas abiertas me metí el dedo en mi húmeda conchita lentamente excitando a Miguel cada vez más. Entonces me quita la mano de mi sexo y la coge él, metiéndome el dedo lo más profundo posible, mientras me retorcía de placer. De pronto me coge de las caderas y se dispone a metérmelo otra vez por mi vagina, a clavarme cada vez más duro, a moverse como a mí me gusta, haciendo piruetas en forma circular para verlo por el espejo que esa habitación tiene en el techo provocándome todos los orgasmos posibles.

Mientras me follaba de manera deliciosa, yo alejandra gil xxx le pido a Miguel que me diga cosas sucias al oído que tanto me excitan. Ahora era momento de devolverle el premio: le pregunte qué le gusta que yo le haga, y él responde: “me gusta cómo me comes la pinga con todo y bolas, asi como cuando aprietas tu conchita cuando te estoy clavando”. Entonces empezó a moverse aún más rápido clavándome fuertísimo. Entonces era el momento indicado: ajuste mi conchita lo más que pude y Miguel empezó a gemir de placer, al cabo de un rato me dijo entre cortado que estaba a punto de llegar y le pedí que se viniera en mi boca para saborear y tragarme su deliciosa leche caliente.

Me lo saco de inmediato de la conchita, me puso de rodillas y yo alejandra gil xxx cogí su miembro mamándoselo muy duro para hacerlo llegar rápidamente. Mientras le chupaba el pene, él se movía con angustia, con desesperación hasta que finalmente calmo su tembladera. Nos fuimos al baño para ducharnos juntos. A Miguel le gusta que se lo lave y muere por lavarme mi cosita metiéndome la mano hasta el fondo y también en mi culo. Me pasa el jabón por mis pechos suavemente, mientras yo le jabono suavecito su miembro, luego nos enjuagamos y nos secamos.

Al salir de la ducha nos metimos un rato en la cama para conversar un poco y recobrar energías antes de un nuevo encuentro sexual. Estuvimos tirando toda la tarde hasta que tuvo que volver a casa. Esto nunca lo sabrá su esposa pues yo alejandra gil xxx disfruto mucho estos momentos emocionantes. Cada encuentro es distinto y cada vez más ardiente. Para la gente somos dos buenos amigos, no se imaginan que tenemos bastante tiempo devorándonos en una habitación de hotel.

Destacados


























































Be the first to comment on "LOS ENCUENTROS DE ALEJANDRA GIL XXX CON SU AMANTE SON CADA VEZ MAS ARDIENTES"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Anuncios