MI PRIMA MELANIA URBINA PORNO ME REGALA SU VIRGINIDAD

Esa tarde chateaba en mi computadora cuando escucho el llamado de mi madre. Fui rápidamente a la sala y allí estaba ella: melania urbina porno con un vestido que apenas le cubría por encima de las rodillas dejándome ver sus bien formadas piernas.

-Hijo te presento a tu prima.

-Hola, no sabía que tenía una primita tan hermosa.

-Gracias, que lindo.

-Hijo tu prima tiene una fiesta con sus amigos de la universidad, la llevas y luego la recoges, allá estará su enamorado.

-No te preocupes viejita yo la llevo.

-Hijito esta noche me quedo a dormir donde tu hermana, entonces tu prima dormirá en mi cuarto. No la recojas muy tarde. Chau hijita que te diviertas.

Mi prima melania urbina porno me sonrió y se sentó en el sillón esperándome a que esté listo. Me fui a traer las llaves del carro a mi cuarto asombrado de su belleza: tenía un par de piernas de infarto, unos pechos redondos que parecían iban a explotar, no pude aguantarme y me fui al baño a masturbarme, estuve 20 minutos alucinando con mi prima hasta que tocaron la puerta del baño.

-Primo ¿ya sales? es que mi novio apago el celular pensando que no iré.

Salí sin terminar y subimos al auto. Mi prima melania urbina porno se sentó a mi lado y de reojo miraba sus ricas piernas con ganas de abrírselas para descubrir su tesorito. Después de una hora llegamos al lugar, se despidió y bajo del vehículo. Espere que ingresara al local y avance dos cuadras para poder dar la vuelta en U. Cuando retornaba por la otra vía observe a mi prima corriendo asustada perseguida por un hombre.

Al verme me pidió ayuda con desesperación. Me baje del auto con una llave inglesa que encontré y cuando aquel hombre la arrastraba del brazo corrí hacia él y le di un certero golpe en la cabeza. Mi prima melania urbina porno se reincorporo y me abrazo rompiendo en llanto. La subi al auto y nos fuimos a casa. Al llegar la subí en mis brazos y la lleve a mi habitación, la recosté en mi cama y la examine.

-¿Estás bien? ¿Te duele algo?

-Estoy bien primo, gracias. Me salvaste la vida me dijo abrazándome fuertemente.

-¿Quién era ese tipo? ¿Por qué9 te perseguía?

-Ese animal era mi novio, lo encontré en el baño de mujeres teniendo sexo con una perra, se suponía que esta noche seria nuestra primera vez juntos, pero me estuvo engañando todo este tiempo. Cuando le dije que todo se termino entre nosotros salió como loco a corretearme. Me pareció poco caballero el proceder del sujeto, pero me pareció aun más inexplicable que mi hermosa prima melania urbina porno fuera virgen, me había excitado escuchar sus últimas palabras.

-Tal parece que es una utopía encontrar hombres vírgenes y fieles en estos tiempos me decía abrazándome fuertemente.

-Yo soy virgen prima – susurré.

-Pero tú eres menor que yo, además eres mi primo.

Nos quedamos mirando fijamente y de pronto se me acerco lentamente, juntamos nuestros labios y al sentir sus labios carnosos rozar con los míos, no pude aguantar la calentura que se me paro el miembro rápidamente generando un bulto en mi pantalón. Mi prima melania urbina porno se dio cuento de mis nervios.

-Tu si que eres virgen. Creo que no tendré otra oportunidad igual, si lo voy a hacer con alguien que sea puro igual que yo – dijo empujándome hacia la cama y montándose sobre mí. Me comenzó a besar con pasión introduciendo su lengua dentro de mi boca de manera peligrosa, la abracé fuertemente y ahora me coloqué encima. Mi prima melania urbina porno me atrapo con sus piernas, mantenía mi miembro sobre su conchita que estaba cubierta por su trusita, me mordía los labios y se devoraba mi cuello, sentí sus deliciosos senos contra mi pecho y los fui apretando lentamente hasta dejarla totalmente excitada, me abrazaba y me chupaba el cuello con desesperación.

Me puse de pie y me quite la ropa a la velocidad de la luz, mi prima hizo lo mismo y al ver mi miembro totalmente erguido lo cogió con sus manos y comenzó a masajearlos con violencia. Cuando estuvo totalmente duro melania urbina porno abrió su boca, puso su lengüita sobre mi glande y lo besaba tiernamente. Luego se lo trago completamente dándome chupadas que me provocaban algo de dolor por sus dientes. Poco a poco lo fue haciendo mejor y cada vez se lo introducía más adentro hasta la garganta.

Luego de un buen rato de sexo oral levante a melania urbina porno y la recosté al borde de la cama con la piernas abiertas, metí mis manos por su culo y comencé a amasarlo con mucha fuerza. Ese tremendo culo se movía al ritmo de mis manos y ella disfrutaba al sentir como la trataba. Al mismo tiempo me calentaba ver su rayita que tenía como vagina, esa conchita estaba totalmente peladita y muy húmeda como esperando ansiosa que mi endurecido miembro la penetre de una vez.

Entonces me puse de pie, melania urbina porno ya sabía lo que venía pues se abrió de piernas, me miró con lujuria mientras tomaba mi pene y lo apoyé sobre su conchita. Ella se movía como para alejarse de lo que era inevitable: cogí el tronco de mi pinga y poco a poco comencé a metérsela.

-Despacito mi amor que me duele.

Mi prima tenía la conchita estrecha asi que tuve que moverme un poco más y metérsela de golpe, asi es que tuve que prepararla y cuando estuvo lista se la metí de una vez pero solo entró hasta la mitad.

-Aaaayyyy…Me duele…sacamelaaaa que me quema…aaauuu…

Se alejó un poco para que no se lo siguiera metiendo y al ver mi pene que estaba manchado de su sangre me calenté mucho más.

-Cálmate primita no pasa nada, ya está adentro, sólo déjate llevar. Entonces le acaricie sus enormes tetas para que vaya cogiendo confianza y se vaya calentando un poco. De pronto melania urbina porno se comenzó a retorcer al masajear sus tetas, se dejaba llevar y comenzó a disfrutar el momento.

-Ya duele menos…mmmmffff…Primo tienes un pene grande y gordo.

Con la confianza recuperada tuve que volver a empezar, pero esta vez me ayudaría de un lubricante para que no sufriera mucho mi primita. Comence a besarla nuevamente con mucha intensidad. Mi lengua jugaba con su paladar y su lengua entremezclando su saliva con la mia. Ese beso fue tan arrecho que rápidamente mi prima melania urbina porno se excito. Lo note en su manera de abrazarme y besarme.

Debo reconocer que yo tambien me calente demasiado tanto asi que mi pene alcanzo una rápida erección. Ahora solo era cosa de ponerlo completamente duro y firme. Asi es que puse a mi prima de rodillas y le incruste mi miembro en su boca y ella comenzó a hacer su trabajo. Que placer sentí al momento de que sus labios y dientes de mi putona prima comenzaba a masajear con mucha experiencia mi enorme pinga. Cuando sentí que mi pene estaba duro como un roble entonces cogi a melania urbina porno de la cabeza, la separe y la puse sobre la cama en cuatro patas.

Cogi un poco del lubricante que tenía y lo eche en la cabeza y tronco de mi hinchado pene. Totalmente lubricado volví al ataque. Puse mi cabeza en la entrada de la roja conchita de mi prima y comencé a bombear. Mi prima melania urbina porno temblaba del dolor y combinaba exclamaciones de quejido y gemidos a la vez. Con el pasar de los minutos los quejidos desaparecieron y los gemidos se multiplicaron. Mi prima se retorcía de placer, se jalaba los pelos y se movía como una loca al sentir como mi miembro la destrozaba por atrás.

Era momento de darle en las poses que se me ocurrieran asi es que la puse piernas al hombro un momento, luego le di de costado en la pose de la cucharita y fue la pose que más satisfacción nos dio a mí y a melania urbina porno pues fue allí donde ella más gritos dio y más orgasmos tuvo. Finalmente la deje que galopara sobre mí: la excitación la hacía moverse de tal forma que disfrute muchísimo esa última situación sexual. Fue luego de varios minutos que ambos nos vinimos y quedamos totalmente exhaustos con ese encuentro sexual.

Luego de ese primer encuentro mi prima me dejo su número y de vez en cuando la llamo para que venga a la casa y pasarla rico en mi cuarto. Obviamente la cito cuando mi madre se queda en casa de mi hermana y es que desde aquella vez tanto mi prima melania urbina porno como yo quedamos enganchados uno del otro por haber disfrutado al máximo nuestra primera vez.  A pesar de ello no es la única mujer en mi vida pues todo el conocimiento que adquirimos en el sexo lo comparto con otras primerizas.

Destacados


































































Be the first to comment on "MI PRIMA MELANIA URBINA PORNO ME REGALA SU VIRGINIDAD"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Anuncios