A MI PROFESORA TATIANA ASTENGO XXX ME LA COMÍ EN SU CASA

Hace unos meses me fui a vivir solo a un departamento que alquilé. En medio de la mudanza encontré una caja en donde tenía guardado muchos recuerdos de mi época colegial. Entre fotos, objetos con algún significado y cartas de novias, pude hallar un lápiz labial de mi profesora de quinto año tatiana astengo xxx con quien mantuve una muy bonita relación de maestra – alumno y un poco más.

Quien no ha tenido experiencias en su vida es porque no las ha buscado. Desde muy joven siempre sentí atracción por las mujeres, en principio por las de mi edad, pero luego cuando conocí a la profesora tatiana astengo xxx cogí un gusto casi obsesivo por las mayorcitas. Ese año la profesora nos enseñó matemáticas y mucho más: nos regalaba cada vez que se colocaba frente a nosotros su sensualidad y su belleza.

No me considero un modelo de revistas pero suelo tener suerte con las chicas, al menos las de mi edad. En el colegio me conocían como “Tony”, soy trigueño, de contextura normal, alto de 1.80 metros y con 17 años encima. Ese quinto año iniciaba de maravillas, pues en uno de los cursos más pesados no tuvieron mejor idea que poner como profesora a tatiana astengo xxx una mujer bellísima, con un culo espectacular y unos pechos redondos, ricos y proporcionales a su bien formado cuerpo.

Desde que inició el año académico no dejaba de observar a mi profesora con ojos libidinosos, como desnudándola con mi mirada. Y sentía que ella sabía que me tenía como loco pero no le prestaba mucha importancia, por el contrario tatiana astengo xxx siempre vestía muy apretada y coqueta con una sonrisa que me dejaba alucinar con esos labios gruesos y grandes. Yo siempre fui respetuoso con ella y conversábamos mucho, incluso me llego a tener tanta confianza que me llamaba por mi apelativo como mis demás amigos: “Tony”.

Una mañana en pleno recreo mis amigos me fastidiaban diciendo que yo era el consentido de la profesora tatiana astengo xxx y que por eso andaba enamorado de ella. Como era de esperar negué todo y entonces me retaron a tocarle el trasero a la profesora y no pude negarme. Cuando estábamos listos ya para terminar nuestras clases, todos estaban expectantes a que cumpla con el reto, entonces cuando la profesora estuvo a punto de salir del salón corrí hacia ella y le di un palmazo en ese hermoso culo que tiene. Ella se volteo sorprendida y al verme me dijo que la acompañara a su oficina.

Mientras caminaba hacia su oficina estuve muy nervioso, avergonzado. Cuando llegamos ella cerró la puerta y mirándome fijamente me dijo: ¿qué te pasó en el salón Tony?
Su mirada era una mezcla de decepción y fastidio. Entonces le pedí disculpas y me excuse diciendo que el palmazo no era para ella sino para una compañera para cumplir con una apuesta con mis amigos.
Obviamente tatiana astengo xxx no me creyó y me dijo que tendría que llevarme a la dirección. “Lo se profesora lléveme con la directora”.
Sin embargo no lo hizo y me dejo ir.

El fin de semana siguiente ayude a mi padre con un trabajo y me dio como propina 100 soles. Entonces decidí invitar a tatiana astengo xxx a comer a manera de disculpa por lo ocurrido. Cuando se lo propuse ella acepto. Fue un viernes por la noche que nos encontramos en el centro comercial y le invite un café con un postre en una cafetería. Allí pudimos conversar largo y tendido. Me conto que sabía de la apuesta pues escucho a mis amigos en el recreo, pero decidió dejarme ir porque me vio muy arrepentido, además que me tiene un cariño especial. Eso me confundió un poco y toda la noche me dejo pensando en que podía significar.

Cuando finalizo el año nos prepararon la clásica fiesta de promoción en donde estuvimos además de los alumnos los profesores del colegio. Y ahí estaba tatiana astengo xxx más hermosa que nunca, con un vestido que dibujaba perfectamente su bien formado cuerpo. Toda la fiesta me la pase observándola y note que no bailo ni una pieza. Entonces en una de esas me anime a sacarla y ella sonrió levemente.

-¿Todo bien profesora, porqué está así?
-Bueno es que me siento algo sola, deseaba que viniera mi novio pero no quiso.
-No se ponga triste yo también estoy solo.
Entonces nos miramos fijamente y me acerque a sus labios, pero ella me detuvo.
-¿Qué haces Tony?
-Disculpe profesora, estoy algo mareado.
-Dime la verdad, ¿estás enamorado de mí?
La pregunta fue directa y no sabía que responderle, tome aire y me llene de valor.
-Si profesora, usted me atrae demasiado.
-Lo siento Tony, tengo 29 y tú 17 lo nuestro es imposible.
-Lo se profesora, discúlpeme.
Ella se me acerco y me dio un tierno beso en los labios y me dijo al oído:
-Esto es porque eres un buen muchacho. Se levantó y se fue.
Meses después en pleno verano estaba esperando a mi novia en el centro comercial cuando me cruce con mi hermosa profesora tatiana astengo xxx con quien me salude afectivamente. Luego de una pequeña platica me invito a su casa a tomarnos un café y seguir conversando. Luego de llamar a mi novia y despacharla mi profesora me conto que andaba mal con su novio, que al parecer algo se había enfriado entre ellos así es que tenía ganas de salir, de conversar, de bailar para no sentirse deprimida.

Al llegar a su casa me dijo que se le antojo ver una película tomando vino. Yo acepte gustoso, todo con tal de pasar el tiempo con tatiana astengo xxx. Eligio la película “Titanic” y cuando llego la parte en donde Jack dibuja a Rose me puse muy caliente y pude notar que ella también. A los pocos minutos ya tenía mi pinga súper dura así es que fui al baño para acomodarme la pieza. Allí dentro encontré la ropa interior de la maestra que recién había usado y mantenía su olor. Eso me termino de arrechar y salí con ganas de tirármela.

Me senté muy pegado a ella y pude sentir su cuerpo rozar con el mío.
-Todo bien Tony?
-Pues en verdad aun no me olvido lo de la otra noche.
-Qué cosa? Lo del beso?
-Pues sí, que más. Desde esa noche no hago otra cosa que pensar en lo que dije.
-Dijiste que estabas enamorado pero ya aclaramos que no podía ser.

-Pues si lo sé. Pero es que ese beso me agrado demasiado.
-Y seguramente quieres otro verdad?
-Pues yo decía…
-Está bien, pero solo uno.

Comenzamos a besarnos pero no quería parar y continúe rozando los labios de tatiana astengo xxx con mucha pasión.
-Tony ya!!
-Para de una vez.
Me separé de golpe y me disculpe:
-Perdón profesora me dejé llevar.
No dijo nada, se acercó y me siguió besando.
Entonces empecé a acariciarle las piernas pero me sacaba la mano y me decía susurrando al oído que no lo hiciera.

Mis manos exploraron entonces entre sus piernas que estaban ardiendo. Ella no me detenía, por el contrario se retorcía de gusto. Luego le apreté sus deliciosos pechos y le desabotone la camisa hasta dejarla solo en brasier. Entonces ella me dijo que vayamos a su habitación.

Al llegar al cuarto de tatiana astengo xxx vi algunas fotos de su novio pero no le di mayor importancia.
Apagó la luz y se metio en la cama, eran cerca de las 8 de la noche y me pidió que la ayudara con su ropa interior.
Rapidamente me metí a la cama con ella y le quite el brasier y su hilo dental prosiguiendo con un oral. La conchita de la profesora era deliciosa y peladita totalmente, sin duda la mejor que había probado, lástima que no podía ver pues estaba muy oscuro.

Cuando la sentí muy mojada entonces me puse encima de ella, acomode mi pene erecto en la entrada de su conchita y se la metí con fuerza. Ella me abrazo fuertemente y me continúo besando mientras yo la bombeaba.

Luego de unos minutos tatiana astengo xxx me pidió cambiar de posición.

-Ahora siéntate al borde de la cama.
Ella se trepo encima de mí y empezó a moverse como una licuadora mientras le tocaba sus nalgas y sus senos. Luego lo hicimos de perrito y terminamos en el misionero. Al final quede como tres minutos con mi pinga dentro de su conchita que aun palpitaba. Cuando se la saque me dijo:
-Sí que eres bueno Tony.
Este será nuestro secreto, nadie debe saberlo si deseas que se vuelva a repetir.

Luego de cambiarnos me llevo a la puerta y tatiana astengo xxx me regalo un enorme beso con lengua que duro unos cuantos minutos. Desde ese día no la he vuelto a ver, cuando regrese a su casa me dijeron que se había mudado y en el colegio dejo de enseñar.

Destacados


































































Be the first to comment on "A MI PROFESORA TATIANA ASTENGO XXX ME LA COMÍ EN SU CASA"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Anuncios