TARDE DE ESTUDIO CON MICHELLE LEWIN DESNUDA TERMINO EN TARDE DE SEXO

Aun recuerdo aquella vez que la tuve entre mis brazos. Ha pasado cerca de un año pero tengo fresca en mi memoria la tarde en que michelle lewin desnuda me regalo quizá la mejor experiencia sexual a mis cortos 18 años. Ese último año de colegio se cerraba con broche de oro premiándome con sus caricias, pero a la vez me castigaba alejándola a los pocos meses en que partió al extranjero para estudiar una carrera profesional.

Actualmente estudio Ingeniería Industrial en la universidad San Marcos pero no he logrado igualar una historia como la que me paso con michelle lewin desnuda aquella vez. Eran los últimos días de nuestro quinto de secundaria y llegaban los exámenes finales. Había mucho por estudiar y la presión era muy grande. Aquella tarde había quedado con Michelle en ir a su casa para enseñarle y estudiar algunos puntos que no dominaba del curso de física.

No me consideraba un nerd pero si me gustaba mucho el estudio. Entonces como dominaba el tema decidí ir a ayudar a michelle lewin desnuda. Fui para su casa según lo acordado y al llegar me recibió el hermano menor de ella quien estaba de salida y al vuelo me dijo que pasara y esperara en la sala, que no había nadie en casa y su hermana ya salía que se encontraba duchándose. Así lo hice y quede esperando por unos minutos, entonces salió de la ducha cubierta con una toalla y me dijo que vaya para su habitación que ahí estaríamos más tranquilos.

-¿Qué tal?¿cómo vas con los temas?-le pregunte.

-Mal, tengo muchas dudas, ojala tu me las disipes.

-No te preocupes que ahora te enseño, te espero a que te vistas.

En ese momento michelle lewin desnuda dejó caer la toalla al suelo y no pude evitar mirar su cuerpo en su totalidad. Ella era tan bella, su cuerpo no era si no el resultado de muchas tardes de ejercicios: natación, vóley, atletismo entre otros que le recuerde. Era mediana como de un metro sesenta, era dorada y sus cabellos brillaban con los rayos del sol, sus ojos verdes eran la perdición de cualquier hombre y bueno no tenía ni un solo bello en su cuerpo. Ella se cubrió nuevamente, me pidió disculpas algo ruborizada y nos fuimos para su cuarto. Creo que se puso roja porque se dio cuenta de que yo no podía dejar de mirarla y además me había empezado a erectar de tal forma que se notaba en el pantalón que traía puesto.

A pesar de eso no me dijo nada y se fue al baño para cambiarse. Luego de unos minutos michelle lewin desnuda salió con un pijama de verano que me dejaron sin respiración: una blusita de tiras y un shorcito muy ceñidos que resaltaban las bondades de su cuerpo que ya mencione líneas arriba. Nos sentamos en su escritorio y le empecé a enseñar la lección pero me costaba demasiado lograr concentración, solo deseaba probar de ese cuerpo delicioso que tenia.

Yo había estaba aturdido por la situación y me sentí algo incomodo pues pensaba que quizás michelle lewin desnuda lo había notado y no quería su rechazo. El tiempo pasaba y le dimos varias repasadas a los ejercicios, creo que finalmente ella había captado la lección y se le hacía hasta fácil resolver los problemas. Entonces ella se tiro en su cama y me dijo:

-Estoy cansadísima, el entrenamiento de hoy ha sido durísimo pues el campeonatos entre colegios de la ciudad están cerquísima.

-No te preocupes por el campeonato, de hecho que campeonas- le anime.

-Si llego con fuerzas y relajada seguro que si- me respondió.

-Mira si lo deseas te puedo dar un masaje- me atreví a ofrecerle.

-Te lo agradecería mucho-me dijo aceptando mi propuesta.

Entonces se quito la blusa que traía puesta y se puso boca abajo, yo me senté sobre sus enormes nalgas y le desabroché el brasier. Comencé entonces a acariciar su espalda, poco a poco, por alguna extraña razón no quería que la tarde acabara y no lograba entenderlo. Pude notar como la respiración de michelle lewin desnuda aumentaba de ritmo y eso me confundió aun más, entonces se quitó su brasier pues al tenerlo desabrochado le molestaba. Ella estaba disfrutando mis masajes, lo podía notar.

Me comento que sentía muy cargados sus músculos de las piernas. Yo para ser sincero no tenía ni idea como hacer masajes, pero sin pensarlo dos veces empecé a frotarle suavemente las piernas, haciéndole un masaje placentero. Inicie por sus pies, como se encontraba boca abajo, le acaricié la planta de los pies y sus deditos, michelle lewin desnuda no pudo contener susurrar “que ricoooo”, lo que me excitó muchísimo y me hizo sudar. De pronto hizo algo que me dejo helado: se levanto un momento dejando su pecho al descubierto y se quitó el short y su trusa.

-Así lo harás mejor- me dijo con una sonrisa muy coquetona y se volvió a acostar.

Estaba asombrado pero le seguí el juego, así es que me enfoque en lo mío, me subí encima de ella y le acaricie cada centímetro de su piel. Mis manos llegaron a todos los rincones del bien cuidado cuerpo de michelle lewin desnuda hasta meter mis manos suavemente entre sus piernas y comencé a masajearle la conchita que para esto ya hacia agua. Me pidió que siguiera allí y empezó a gemir cada vez con mayor intensidad. Eso me excito mucho y ahora acompañaba mis masajes con besos en su trasero hasta que introduje mi lengua en su ano, no estaba seguro de lo que hacía pero ella estaba gozando como loca. Entonces se dio la vuelta se acerco a mí y me quito toda la ropa para continuar acariciándome mientras me besaba desesperadamente.

Estaba maravillado con lo que ocurría así es que cerré mis ojos y dejé que todo fluyera. Fue entonces cuando michelle lewin desnuda comenzó a chupármelo de manera maravillosa, me encanto la manera en que lo mamaba, lo besaba y hasta lo escupía. Empecé a excitarme mucho con lo que me hacia así es que daba gritos y gemidos cada vez más fuertes, que a ella le causaron gracia. Algo arrochado decidí vengarme y la cogí fuertemente de la cintura y la puse frente a mí, le abrí las piernas de par en par y sin decirle nada le metí toda mi pinga caliente en su peladita conchita. Ella grito al primer impacto pero con el transcurrir de mis embestidas combinaba gritos de placer con gemidos de excitación. Me pedía que no me detuviera, que siguiera así. Entonces aumente el ritmo de mis penetradas y luego de varios minutos finalmente nos vinimos, cayendo rendidos ambos en la cama plenos de satisfacción.

Finalmente nos vestimos porque llegaron sus padres y entonces me despedí con un beso. Esa semana concluyeron los exámenes y posteriormente el año escolar. Ella luego salió de viaje para las fiestas al extranjero con su familia y nunca más volvió. Hasta ahora tengo en mi mente aquel momento de mucha pasión que me regalo michelle lewin desnuda.

Destacados


























































































Be the first to comment on "TARDE DE ESTUDIO CON MICHELLE LEWIN DESNUDA TERMINO EN TARDE DE SEXO"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Anuncios