UNAS FOTOS ME TRAJERON RECUERDOS DE MI EX JULIETA RODRIGUEZ XXX

Cuando me disponía a trasladar todas mis cosas a un nuevo cuarto luego de la ruptura con mi novia encontré refundido en el fondo del closet una caja de zapatos llena de polvo y amarrada con pabilo de tal manera que era casi imposible desamarrar. Dentro encontré unos recuerdos de ella, julieta rodriguez xxx una ex novia del colegio y que llegue a considerar la mujer de mi vida. Y no me equivoque.

Lo nuestro comenzó un 18 de mayo hace 10 años, cuando cursábamos el quinto grado de secundaria en el colegio. Ese año ingreso a nuestro centro educativo proveniente del norte peruano, julieta rodriguez xxx era de mediana estatura, un busto deliciosamente enorme y un trasero igual de bien proporcionado, su piel era suave y era de carácter alegre. La forma en que le pedí que fuera mi novia no me la quito de la mente.

Desde que inició el año fuimos muy unidos. Ella entro al salón muy tímida y para mi suerte me eligió como compañero de carpeta sentándose a mi lado. Esa tarde del 18 de mayo julieta rodriguez xxx me invito a su casa para ver películas, entonces después de llegar a casa del colegio me aliste para lo que pensé era nuestra primera cita. Llegue a su casa y me recibió más hermosa que nunca, me invito a pasar y me advirtió que no había nadie pues sus padres aun no regresaban del trabajo.

Hacía tiempo que julieta rodriguez xxx sabía que yo babeaba por ella, era imposible que no lo supiera pues además de compartirlo todo en el colegio: recreos, grupos de trabajo, cursos extracurriculares, entre otros; nuestras conversaciones siempre tenían un toque de coqueteo e indirectas de mi parte hacia ella, cosas como: “hoy estas más preciosa que ayer”, “que dichoso aquel que tenga el honor de besar tus carnosos labios” o también “si me dieras la oportunidad de ser algo mas no te arrepentirías”. Siempre nos mirábamos fijamente a los ojos y nuestras caras se acercaban una a la otra sintiendo nuestra respiración muy de cerca pero nunca llegamos a concretar un beso.

Preparamos juntos la canchita en su cocina. Nunca había reído tanto preparando unas. Una vez lista las palomitas decidimos con que acompañarlas: preparar limonada, una botella de vino de su viejo o unas gaseosas de la tienda. Yo me inclinaba por las gaseosas pero julieta rodriguez xxx me convenció por la botella de vino. Cuando me lo pidió me sonreía entre tímida y coqueta. Ahora solo faltaba elegir la película y teníamos también tres opciones: “titanic”, “un ángel enamorado” y “juegos sexuales”. Aunque me costó mucho decírselo me incline por la de los juegos sexuales, lo más sorprendente de mi elección fue su reacción: emocionada y con una sonrisa de oreja a oreja me dijo que ella también quería verla.

Recuerdo que esa tarde solo vimos los primeros 20 minutos de la película, ya que al estar solos y con la historia tan caliente que nos pusimos a ver, sumado a los efectos del vino en nuestro organismo comenzamos a acariciarnos poco a poco. Primero de manera muy tierna pero luego las caricias fueron cada vez más intensas. Recuerdo que julieta rodriguez xxx me acariciaba los brazos, mi pecho y abdominales para terminar abrazándome fuertemente. Yo por mi parte le acaricie la carita y al bajar poco a poco termine por darle mi cariño a sus pechos, a su cintura y a sus ricas nalgas. Luego de unos minutos en que nos poníamos más calientes nos comenzamos a besar como unos desesperados y nuestras manos dejaron de lado la ternura para dar paso a la morbosidad y entonces comenzaron los pellizcos y las mordidas de cuello.

Dentro de mi calentura le pregunte si quería ser mi novia y ella muy excitada también me dijo que si, que siempre quiso serlo pero que además deseaba ser mi mujer, estaba como loca por que la hiciera sentir amada. Entonces me comenzó a quitar el polo y a besar mi cuerpo con mucha pasión. Esa noche fue especial porque iniciamos nuestro noviazgo pero pudo ser más especial si no fuera porque llegaron sus padres a casa: estuve a punto de hacerle el amor a julieta rodriguez xxx y dejarla totalmente satisfecha, pero no se pudo y me tuve que regresar a casa con bronca y con los porongos llenos que tuve que vaciar en el baño. Pero esa espina me la sacaría pronto.

Luego de tres semanas se nos  la oportunidad de ir juntos a un retiro espiritual con todo el salón. Nos llevaron a una casa de retiro en Chosica y en verdad la gente de la promo lo tomo como un viaje de promoción antes que una actividad religiosa. Por cuarto entrabamos dos alumnos entonces reservamos dos cuartos, en el nuestro estaba yo y Lucho y en otro julieta rodriguez xxx con Vicky la novia de Lucho. Al terminar el día de charlas y talleres religiosos fuimos a cenar a la ciudad, compramos licor y lo metimos a escondidas a la casa de retiro, fuimos al cuarto de ellas y comenzamos a beber y pasarla más que bien los 4 solos mientras los demás descansaban.

Para ponerle emoción a la noche jugamos la ya tradicional “botella borracha”. Las chicas estaban muy emocionadas por ser castigadas y nosotros estábamos arrechos por darles sus respectivos premios. Luego de unos minutos y al estar ya casi desnudos los 4, coordinamos con Lucho para distribuirnos los cuartos. Entonces el con su novia se quedaban en el cuarto donde estábamos jugando y yo con julieta rodriguez xxx nos fuimos hacia el otro cuarto. Al llegar a la habitación con mi chica comenzamos a besarnos con mucho deseo. Nuestras lenguas estaban tan emocionadas como lo estábamos nosotros. Nos fuimos acercando poco a poco y comenzamos acariciarnos, sin poder resistirme desabroche su brasier sin que opusiera resistencia, acaricie sus senos y me puse a besarlos, ella gemía, comenzaba a sudar, entonces mordisqueaba todo su cuerpo al tiempo que ella me bajaba el bóxer.

Cuando estuve totalmente excitado y duro como un tronco, julieta rodriguez xxx tomo mi pene y comenzó a darme una mamada increíble, contuve como pude un grito, agarre su cabeza y comencé a presionarla más mientras ella parecía que iba a asfixiarse, sin embargo apretó mas con sus labios mi pieza y me hizo delirar de placer. Sentí que iba a terminar allí mismo en su boca así que la separe y la tire en la cama, abrí sus piernas y le hice quizá el mejor sexo oral que haya hecho en mi vida. Metí directamente mi lengua dentro de ella, apretó mi cabeza con sus piernas, al sentir que brotaba su humedad me retire besándola en la boca para que probara sus propias mieles, estaba excitada lo podía sentir por el temblor de sus labios entonces ahí mismo la penetre.

La embestí con rudeza, julieta rodriguez xxx sintió todo mi ser dentro de ella y apretaba sus piernas diciéndome “mas, más fuerte”, sujete su trasero con las dos manos, mordí sus tetas y entonces estallo, se vino suspirando de placer. Entonces le dije “ahora hazme terminar a mí”, hice que se pusiera en cuatro patas, bese su culo para lubricarlo y comencé a penetrarla por detrás, en un abrir y cerrar de ojos ya estaba dentro de ella. Fue lo más hermoso que vivimos en ese año escolar y lo mejor es que fue en un retiro colegial. Por eso cuando encontré sus fotos muchos recuerdos más vinieron a mi mente.

 

Destacados
























































































Be the first to comment on "UNAS FOTOS ME TRAJERON RECUERDOS DE MI EX JULIETA RODRIGUEZ XXX"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Anuncios